Taxi Tracking

Conexión y equipamiento

Cada rastreador satelital (GPS) instalado en los Taxis adheridos al servicio de Radio llamada están integradas a otro GPS GARMIN, que cumple la función de terminal de datos para recibir toda la información referente a viajes de pasajeros (nombres, direcciones, guía hacia domicilio, etc.), mensajes de tránsito, avenidas cortadas, emergencias, etc.

Además del localizador y el GARMIN, cada una de las unidades lleva instalados dos botones de pánico (cabina y baúl), un micrófono ambiental y un speaker para la comunicación bidireccional de audio con la base de operaciones y un pulsador / llamador para que el conductor pueda interactuar con los operadores de la empresa cuando lo necesite (consultas de direcciones, reclamos de servicios de pasajeros demorados, emergencias ante accidentes, información de tráfico, etc.).

Beneficios para el Taxista y el Pasajero

Cada unidad monitoreada es permanentemente censada para detectar si está libre u ocupada, de manera que el software deriva o asigna el viaje del pasajero al móvil libre más cercano en forma totalmente automática. Así, el pasajero tiene que esperar menos al taxi libre y el taxi recorre más kilómetros ocupados.

Uno de los servicios con mayor especialización que ofrece la empresa es taxiTracking, diseñado especialmente para asistir con Monitoreo Satelital y Derivación de Viajes de Pasajeros a empresas de Radio Taxi.

Como empresa habilitada por la Municipalidad de Rosario para gestionar estos servicios, vTracking desarrolló un sistema de software y hardware único en Argentina, que integra tecnologías de localización satelital en tiempo real con un programa de Despacho automático de viajes.

Seguridad

La central de vTracking cuenta con conexión directa al servicio de emergencias 911. Ante situaciones de inseguridad, ciertas o dudosas, los taxistas tiene la posibilidad de presionar el pulsador de pánico. Este evento cambia inmediatamente el estado del vehículo monitoreado, resaltando en la pantalla del 911 y lógicamente, en la de la central. El personal del servicio de emergencia queda a la espera de la confirmación por parte de VTracking de la situación de riesgo para su correspondiente asistencia. El procedimiento inmediato de los operadores ante el “pánico presionado” es la “escucha de cabina” para determinar lo que realmente está ocurriendo en el vehículo. Muchas veces los pulsadores son presionados por error. De esta manera, los operadores filtran muchas “situaciones falsas” de inseguridad y así no consumen los recursos de las fuerzas de seguridad.